¿Es efectiva la Ley de la Segunda Oportunidad?

Hay bastante gente que no se acaba de opinar que pueda de manera directa quedarse sin deudas. El letrado titular de Batlle Ferrer Abogados, Jaume Batlle, abogados especialistas en Ley de Segunda Oportunidad, nos cofirma que «Es lógico. Es lógico meditar esto, por el hecho de que desde hace muchos años en España el que debía algo lo debía abonar. La verdad es que la Ley de la Segunda Oportunidad no solo no es una estafa, sino no es ninguna invención de España. España, afirmemos que ha llegado, en comillas, tarde a esto desde hace muchos años en Estados Unidos o en Reino Unido y Alemania, puesto que tenemos estos mecanismos y es un nuevo inicio para la persona.»

Es efectiva la Ley de la Segunda Oportunidad

¿Qué hay de cierto en la Ley de la Segunda Oportunidad?

En España toda la vida había la cultura de que el que debe algo lo debe abonar. Y realmente había la cultura de que al que le va mal la vida, puesto que ya de manera directa se quedaba, o se queda aun aún hoy en día estigmatizado, con una cruz que le hace prácticamente que le cueste mucho levantar cabeza. Esto, es lo que viene a mudar la Ley de la Segunda Oportunidad.

Hay que tomar en consideración, en suma, que si bien parezca increíble, esta Ley de la Segunda Oportunidad se configura como un derecho del ciudadano. Esto es, cualquiera, está en su derecho a hacer esto, si tiene un accidente financiero, un descuido. Si bien parezca patraña, eso a las entidades les interesa. ¿Por qué? Por el hecho de que una persona cuando debe algo y no lo puede abonar probablemente no lo puede abonar a lo largo de toda la vida. En cambio, si a esa persona se le da la Segunda Oportunidad, se le deja regresar a acceder al mercado crediticio. Puede regresar a contratar un préstamo, una hipoteca y abonar intereses. En suma, es el negocio de la banca

Si bien quizá a la entidad «X» le quede una deuda de 30.000 € perdonada, que no la podrá regresar a demandar jamás más. Eso no pasa nada, por el hecho de que al fin y a la postre, a la entidad «Y», a la de al lado, el mañana, esa persona que ha conseguido la Segunda Oportunidad, va a coger un vehículo financiado de renting, de leasing, una a hipoteca.

A las propias entidades ya les interesa esto, ya le resulta interesante al sistema esto, y asimismo le resulta interesante al Estado. Cuánta gente hoy en día se mueve en lo que se le llama economía sumergida, dinero negro, dinero en efectivo, una brutalidad.

«Eso al Estado no le resulta interesante. Le resulta interesante que la persona reaparezca de sus cenizas y pueda regresar a moverse en el mercado crediticio normal, declarando, con facturas, pagando IVA, IRPF, pagando retenciones. O sea, salir un tanto de la economía sumergida.» señala Jaume Batlle del despacho Batlle Ferrer Abogados en Cornellà de Llobregat y Barcelona.

¿La ley de Segunda Oportunidad tramita tambien deudas públicas?

En el momento en que una persona se acoge a la Ley de la Segunda Oportunidad y lo único que tiene son deudas privadas, deudas de banco, de financieras, tarjeta de crédito, de alquiler… Cuando sucede esto ya puede iniciar su vida tal y como si ninguna deuda tuviese.

Por otra parte, si la deuda es pública, es deuda con Hacienda y Seguridad Social. Desgraciadamente, eso es imposible de hacer tal y como si no pasase nada, por el hecho de que los organismos de Hacienda y Seguridad Social tienen fuerza ejecutiva, esto es, pueden embargarte de manera directa el dinero de tu cuenta, de tu nómina, de tu facturación. Por lo que, para las deudas privadas no existe ninguna duda que la persona puede estar sosegada, relajada, dentro de la sofocación que produce. Verdaderamente absolutamente nadie está en esta situación por verdaderamente propia voluntad y eso asimismo es el espíritu de la Ley de la Segunda Oportunidad.

Deja un comentario